jueves, 4 de diciembre de 2008

Nostalgia

En un momento de aburrimiento supremo, me he liado a ver fotos. Suelo hacerlo de tanto en tanto, cuando tengo un rato. Me han sorprendido las fotos más antiguas, las caras que he visto en ellas. Eran caras, para qué vamos a decirlo, más jóvenes. Caras con menos preocupaciones, con menos tareas que hacer y además, con menos dinero en el bolsillo. Caras que reflejan otros tiempos, quizá otras vidas.

Con unos cuantos CD's se puede hacer un recorrido por mis últimos cuatro años de vida: excursión al Canal Olímpico, Vacaciones en Italia, Excursión a Castelldefels, Fin de Curso en Jaca (Huesca), diversas celebraciones de cumpleaños, San Juan de 2006, Vacaciones de Francia e Italia de 2006, Rúa del Barça cuando el último campeonato de liga, viaje a Montserrat, Nocheviejas y las más modernas, las fotos de mis convulsos años universitarios. Demasiados recuerdos que deberían ponerme contento pero que consiguen justo lo contrario. Entristecerme.

Más me entristece no disponer de todas las fotos que se han hecho durante todos estos años, por desídia o simplemente porque no son mías. Me pierdo Fiestas Mayores y Nocheviejas, amén de otros varios cumpleaños. Sí que algunos packs de fotos han desaparecido y la verdad es que me jode cantidad. Tengo muy mala memoria y no soporto tenerla dividida encima a cachitos de los cuales algunos hay datos corruptos.

No logro verlas sin esbozar una sonrisa en unas o pasar rápido otras que por algún motivo no quiero ver. No las quiero ver porque simplemente no hacen falta fotos para recordarlas, están ahí ocupando mi memoria, como el típico programa residente del ordenador sin el cual; éste no podría funcionar.

Pero bueno, será que simplemente estoy triste. No triste porque las cosas cambien, de hecho tienen que cambiar; pero nadie me negará que algunos cambios han sido totalmente para mal. La mayoría para bien, pero sí muchos para mal. Ver fotos es bueno porque haces retrospectiva, reflexionas sobre tus últimos años y te ayuda a verlo de otra forma; y soy de la opinión de que pensar es peligroso porque te entristece. Y aquí estoy, intentando tapar con cinta aislante mi retrovisor particular.

Lo intento tapar para evitar que se me claven aún más las espinas. El mirar día a día, examen a examen, práctica a práctica; me ayuda bastante a soportar el escozor de las heridas aún abiertas. Heridas imposibles de cicatrizar del todo, cicatrizes que como las peores, se ocultan bajo la ropa y bajo una coraza.

Me consuela que de ésas heridas, todos tenemos. Ya se sabe; mal de muchos, consuelo de tontos. Y yo de aquí soy el más tonto de todos.

[CANCIÓN DEL DÍA = "Nostalgia" de Savia, incluída en el álbum "Savia".]

2 comentarios:

iRELAND VISITOR dijo...

No te hundas camarada. La vida probablemente sera una puta mierda. Y de hecho estoy convencido de que es asi. Pero tenemos siempre que tener presentes esas frases que se le atribuyen a nuestro querido comandante Che Guevara. Muy probablemente no sean de el. Tal vez sean frases de personas que como tu, ahora expresan sus sentimientos. Lo cierto es que yo siempre me las repito a mi mismo a modo de mantra budista.
DE DERROTA EN DERROTA HASTA LA VICTORIA FINAL. Estoy convencido que esta perra vida, hay que echarle mucho valor.....
AUNQUE ESTE TODO PERDIDO AUN NOS QUEDA PROTESTAR.

Se que apenas son dos frases y que la realidad es mucho mas asfixiante y amargante. Pero no podemos bajar los brazos. Aqui no se rinde ni dios. Hay que luchar y luchar. Contra todo y contra todos. Aunque despues de tanta batalla es posible que nos demos cuenta que bajo los adoquines no habia arena de playa.

Daniel Alarcón dijo...

Muchas gracias, IRELAND VISITOR por despertar al generalcillo militar que llevo dentro y que salía de tanto en tanto cuando las temporadas de exámenes. Hace tiempo que no escribo sobre ellos como una batalla, antes lo hacía pero dejé de hacerlo porque daba la casualidad de que siempre caía derrotado. No solo los exámenes son una batalla si que todo lo demás también lo es a su manera. Pero bueno... la vida es la única guerra en la que tienes la seguridad al 100% de que perderás. Sigamos adelante.