domingo, 9 de marzo de 2008

Cuando le das de comer a un pez gordo

Ya han acabado las elecciones y su campaña. A las 8 en punto de la noche, hora de cierre de los colegios electorales, he soltado un resoplido de alivio porque ya ha terminado todo y ahora comenzaba la parte más divertida.

Sinceramente, sé que me direis que soy raro, pero hay pocas cosas que me atraigan más que una noche electoral. Disfruto como un cabrón estando cuatro horas amorrado a la tele analizando número a número, escaño a escaño, circunscripción por circunscripción, reacción por reacción. Lo siento, me encantan las noches electorales. Incluso me he llegado a apuntar en una libretita los puntos que no querría que se me quedaran en el tintero bajo ningún concepto.

Va, vamos a sincerarnos. He votado a CiU, y tenía mi voto decidido desde hace tiempo por las siguientes razones:
-No pienso alimentar un bipartidismo negativo para Catalunya.
-No pienso alimentar a partidos que solo piensan en Catalunya en campaña electoral.
-Considero negativa toda mayoría absoluta. Creo que CiU puede (y de hecho será) una importante llave de gobierno para atar en corto al gobierno.
-Duràn i Lleida, aun y ser líder de Unió Democràtica (democristianos) es un tipo que me cae bien, aunque ideológicamente yo simpatice más con Convergència Democràtica (soberanistas).
-En el escenario de la política española, CiU es de los pocos partidos que ha mantenido un tono correcto y sin crispación durante toda la legislatura.
-Espero que estos 11 diputados catalanes consigan un desarrollo correcto del ya recortado Estatut y conseguir nuestra propia agencia tributaria.
-Quiero que se publiquen las balanzas fiscales para saber realmente cuanto dinero sale de Catalunya y cuanto se queda.

CiU ha quedado con 11 escaños, obligando al PSOE a pactar con ellos o hacer cábalas y cábalas para pactar con todos los demás partidos. Ese era uno de los objetivos que he perseguido con mi voto y lo he conseguido. Por esa parte, estoy contento.

Creo que muchas de las claves de esta jornada electoral se han dado básicamente en Catalunya, más concretamente en Barcelona. Mi provincia ha sido la que ha dado un número muy alto de escaños al PSC, la gente de ERC y de IC-V ha optado por el voto útil enfrente de un PP que venía pisando fuerte. El voto útil es tan legítimo como cualquier otro, pero siempre he considerado que es pan para hoy y hambre para mañana. El subidón que ha pegado el PSOE ha sido en gran parte, gracias a Barcelona. En Madrid también han habido sorpresas. El escaño que UPyD haya podido quitar al PP ha sido clave para que haya la sensación de que el PSOE ha hecho algo grande en la "Capital de las Españas".

Importante también es la subida del PP en Catalunya y el haberse mantenido en bastiones como Valencia y Madrid o en menor medida, Navarra. Todos daban por segura la victoria de los populares en las dos primeras circunscripciones, pero los socialistas han estado muy encima de ellos, bailan muy pocos escaños.

He de hablar de UPyD como nuevo partido y de Nueva Canarias (creo que se llama) que lo ha sido durante una media hora más o menos. Hablando en plata, la mayor parte de los planteamientos de UPyD no me gustan, pero me gusta que al menos un escaño no haya caído en manos del agujero azul o el agujero rojo (por compararlos con los agujeros negros).

Debacle bestial la de IU-IC-V-EUiA-etc. Habían voces que se atrevían a insinuar que IU podía desaparecer del congreso y poco les ha faltado. De los tres escaños, dos pertenecen a IC-V (Joan Herrera y Núria Buenaventura, ex-alcaldesa de Rubí). El tercer escaño, de Gaspar Llamazares, será ocupado por otra persona ya que el líder de IU ha dimitido en vista de los pobres resultados obtenidos.

En resumen, los grandes partidos se han fortalecido, mientras que los pequeños (pequeños, nacionalistas, periféricos, como quieras llamarles) han perdido mucha fuerza por culpa del voto útil; constatando una vez más la tremenda bipolarización a la que estamos siendo sometidos. Y esto va a ir a peor, cuando se reforme la Ley Electoral, PP y PSOE se pondrán de acuerdo para limitar más si cabe la presencia de partidos pequeños, dando al traste con uno de los pilares fundamentales del sistema. Con este punto estoy profundamente decepcionado; de ver como los propios catalanes estamos perdiendo Catalunya, igual que los vascos están dejándose perder Euskadi y los gallegos están dejándose perder Galicia (BNG, 2 escaños).

También me decepciona ver que esta bipolarización sólo puede traer más mentiras, más debates vacíos, más discursos calcados, más decisiones unilaterales, más intolerancia, más faltas de respeto, más degeneración del sistema democrático y lo peor... menos política.

Al menos, de los dos gobierna el menos malo, que ya es mucho.

[CANCIÓN DEL DÍA = "For God And Country" de Smashing Pumpkins, incluída en el álbum "Zeitgeist".]

2 comentarios:

Joan Puig dijo...

No entenc perque no escrius en català. Tots els votants de CIU hauriem de fer costat a la nostra llengua

Daniel Alarcón dijo...

En respota a joan puig: senzillament, no escric en català per raons de lectors potencials. En català em poden llegir uns vuit milions de lectors potencials, en canvi en castellà van pels trescents milions (crec recordar). A més, vaig començar escrivint el meu blog als espais de l'antic MSN, on em llegien sobretot contactes del meu Messenger i no tots eren catalans, si no que també conec andalusos o murcians que també tenien dret a comprendre les meves bajanades.

El que si faig, i tant com puc, és parlar el català amb qui el parla amb mi i defensar els trets positius de la meva cultura.