jueves, 21 de febrero de 2008

Solbes vs. Pizarro: más de lo mismo

Hoy voy a ser el primero en hablar de un acontecimiento de este tipo. El debate entre las dos cabezas visibles del departamento de economía del PSOE y del PP ha resultado ser un más de lo mismo que llevamos viendo a lo largo de los meses. A partir de ahora, voy a hablar desde mi opinión y de lo que he captado, opinión que puede diferir mucho de cualquier otra persona.

La nota positiva es que no ha habido insultos personales ni frases hirientes con la intención de arrancar el aplauso de un (inexistente) público. La nota negativa es que se ha hablado de lo de siempre y como siempre, mal, tarde y a rastras.

Solbes ha tenido mucho ojo de ser prudente (chiste fácil) y no decir una palabra más alta que la otra. Pero la misma avalancha de números y porcentajes nos la podría haber dado Solbes, como Zapatero, como Bono, como Chacón como el portero de calle Ferraz, como la mujer de la limpieza de Moncloa. Siguen en la línea de un discurso blando e increíble (en el mal sentido de la palabra) ya hablé de lo que significan para mí las estadísticas hace ya tres o cuatro entradas. Demasiados PIB's, crecimientos, desarrollos, softdata/harddata, gráficos y comparativas para un público que quiere saber qué pasará en su propio bolsillo. Se ha escuado demasiado en el desmesmesurado crecimiento Euro-Dólar y en la coyuntura internacional de la que depende el petróleo. Demasiado hablar del pasado y del año 2003 cuando estamos a las puertas del futuro. Como cosa positiva, Solbes no se ha cortado a la hora de reconocer sus errores y los de su gabinete, algo que pocos hacen y que, por tanto, le suma puntos.

Pizarro, en cambio, ha sido mucho más agresivo y directo (hasta unos extremos que no me parecen aceptables en un debate político). Por lo general, no llevaba un discurso tan prefijado como el del Ministro de Economía y ha tomado muchas menos notas que el susodicho. Acostumbrado al mundo de las altas esferas empresariales, ha dirigido más su mensaje a un grupo de agresivos accionistas trajeados que no a trabajadores normales. Como siempre, él también ha hablado del pasado y ha hecho hincapié en la "excelente herencia económica dilapidada por los socialistas". De todos modos, ha hablado más de las cosas que quiere oir el españolito de a pie (incluso diciendo simplemente lo que el españolito quiere oir y punto). Se ha metido con los puntos más demagógicos aunque ciertos como el piso del ministro Bermejo, el lío del Impuesto de Sucesiones, el polémico e insultado hasta la saciedad Ministerio de Vivienda y ya de paso se le ha escapado un poco sobre las infraestructuras y el AVE. Todo esto, en el bloque de discusión acerca de la economía familiar. Como nota positiva, es un personaje que aunque tachado de anti-catalanista no sin falta de razón, ha sacado a relucir una vez más su carisma y poder de convicción (aunque a mi no me ha convencido), algo de lo que andan muy faltos los socialistas en todos los campos del gobierno.

A destacar muy negativamente lo siguiente: el debate se dividía en tres bloques; macroeconomía, economía familiar y proyectos de futuro. Todo esto ha sido un mero espejismo porque todo el rato se ha estado dando vueltas a lo mismo. Se ha oido hablar de inflación y de subidas de las pensiones, pero todo ello encarado a ir contra el contrario y no ir para con el ciudadano.

Ya están empezando a aparecer las primeras reacciones en los blogs de política importantes (que no es el caso del mío). Ahí va la mía: no me estoy haciendo independentista, debates y política como la de hoy son las que me están forzando a convertirme en independentista.

[CANCIÓN DEL DÍA = "Like a Rolling Stone" de Bob Dylan.]

1 comentario:

Moncho Armendariz dijo...

Me puedes explicar xq te estas haciendo independentista??

El señor Castells tiene la solución?

Yo estoy con Solbes.
Vota PSOE