lunes, 8 de marzo de 2010

Reflexiones tras el colapso

A menos de que seáis astronautas (con lo cual, os felicito por ser los primeros astronautas catalanes de la Historia) sabréis lo que ha estado pasando de El Vendrell para arriba durante las últimas horas. Todos tenemos ventana, todos lo hemos visto y muchos padecido. Ha nevado.

Y lo más increíble de todo es que ha nevado en Rubí; ciudad que hasta hace poco lucía una preciosa cúpula anti-nieve al estilo de Springfield en la película de los Simpson. Hoy ha caído "la de Dios" no sólo en Rubí si no en más de media Catalunya.

La primera vez que vi nevar fue cuando tenía cuatro años y hay fotos que lo atestiguan. Tuve que esperar casi diez años más para poder disfrutar de otra nevada con cara y ojos, unos cuatro meses después de los atentados del 11-S. Y por último, hoy. Tres grandes nevadas. Si de las otras, las únicas secuelas fueron tener las manos congeladas durante un buen rato, de esta nevada las secuelas son un poco más peculiares.

Lo primero de todo es darme cuenta de que soy un asocial acabado.

Las malas noticias suelen llegar con una llamada telefónica en plena noche o por el Facebook y esta vez, las malas noticias son que absolutamente todos mis setenta contactos de Facebook (os he dicho que soy un asocial) han hecho algo divertido y se han hecho fotos para demostrarlo; ya sea en pareja o en compañía.

¿Y yo? Ir mirando por la ventana de vez en cuando y seguir subido al tándem SimCity / Simtropolis con el canal 3/24 sonando de fondo. A veces me doy mucho asco y esta es una de ésas veces. ¿Qué me queda de hoy? Un intercambio de feedback con unos perfectos desconocidos cuyo nexo de unión es que ellos son igual o más asociales que yo y que somos apasionados del mismo videojuego. Ni siquiera somos de la misma nacionalidad.

Hoy no he tirado ni una sola bola de nieve. Ni me he revolcado por el suelo con la intención de hacer ángeles. Ni le he metido a alguien una bola de hielo por el pescuezo. Nada de nada.

Que os jodan, que os jodan a todos. Simtropolitanos, ETSEIATenses, EUETITeños, Clásicos, Ex-Compañeros de Instituto, Indefinibles y otros seres con los que no tengo el gusto de salir en mis fotos. Que os follen a todos, ya no os necesito. Soy un asocial.

¿Ves lo que provoca la mayor nevada de los últimos veinte años?

2 comentarios:

KOMOTÚ2003 dijo...

La soledad camina a nuestro lado.
La soledad es una puta y zorra compañera que nos acecha.

Hay que saber vivir los momentos en los que la felicidad inunda tu vida, y del mismo modo saber sobreponerse a los vaivenes de la incertidumbre de saber que probablemente no seamos nunca los reyes del baile.

Aqui solos estamos todos. Y solos tenemos que ser felices.

Ya no hay nieve en Rubí, pero Rubí sigue sonriendo. Y nosotros debemos hacerlo también

Daniel Alarcón dijo...

Ésa me ha gustado: "Probablemente no seamos nunca los reyes del baile." Siempre hay uno, al menos en las pelis americanas; entonces... ¿quién es?