domingo, 11 de abril de 2010

Telarañas

Mi última entrada hasta la de hoy data del día 3 de Abril, hace exactamente ocho días. Hace ya mucho que perdí la poca inspiración que me quedaba. ¿La culpa? Como la mayoría de veces es de los exámenes.



Los exámenes me absorben, viven de mi miedo; viven de lo que yo les puedo dar. Un poco como los piojos, la solitaria, o los bichitos microscópicos estos que todos tenemos en las pestañas. Sí, esto último me ha quedado un poco asqueroso. Y me la suda mogollón. Porque estoy de exámenes.

Mentiría si dijera que sé vivir sin el miedo de estar pendiente de un hilo. El miércoles pasado, subiendo al exámen de Matemáticas (no es que suba al carnet de conducir, es que de la estación de Terrassa hasta el campus de la UPC hay una subida, para más inri, los exámenes los hacemos en el segundo piso) recuperaba de nuevo viejas sensaciones que creía olvidadas en Enero. La incerteza, los nervios, el miedo, las ganas de mear cuando el profesor reparte los folios... todo eso. Tengo que confesar que lo echaba en falta; un poco como cuando terminé mi única relación con una chica. Ella fumaba (y supongo que lo sigue haciendo), pero yo, durante semanas; estuve intentando aspirar el humo que soltaban los demás. No sé si se pueden comparar los dos casos.

¿El examen? Bien, gracias. He ido diciendo por ahí que fue puro trámite, o sea que a estas horas es probable que un hada hija de puta, sicaria de Murphy, haya bajado a la tierra y haya transformado mi notaza en un suspenso. Es lo que pasa por ir diciendo estas cosas...

Y mañana Economía. Uuyy, qué divertido... He estado haciendo tests de los temas como loco (sobretodo hoy, en la magnífica Biblioteca de Ciencias Sociales de la UAB), pero no llego a hacer ninguno perfecto. Creo que mañana los nervios me pasarán factura. Y pasado mañana, Materiales. Intentaré reventarla al máximo.

Hablemos ahora de la "Operación Talayot". Adelanté algo en posts anteriores, pero no dije demasiado. Nos vamos a Menorca este verano dos parejas, uno que se deja la novia aquí y un gilipollas, adivinad quién es el gilipollas. Exacto. Playa, hotel, playa, visitas a X sitio, playa, comer y cualquier otra actividad con playa intercalada. A mí no me miréis, ha sido cosa de las chicas. Si fuera por mí ya estaría preparando la cámara de fotos para fotografiar la estación central de Berlín, pero no hubo manera.

Vaya por delante que el plan me gusta, excepto por lo de la playa. Los yonkis de este blog sabéis que es difícil encontrarme en alguna playa durante el verano; pero supongo que es el precio que tengo que pagar para tener un verano inolvidable. Este tema viene a cuento de que hoy, a todavía 88 días para nuestra partida; he sentido por primera vez las ganas de irme.

Hala, ya he quitado las telarañas del blog, hemos echado unas risas y demás. No sé cuando volveré a escribir, espero que sea más tarde que temprano...

5 comentarios:

Ander dijo...

Menos mal que has vuelto. Ahora que creo que pronto podre volver a tener acceso a internet este blog tiene que estar en funcionamiento.

P.D.Perdon por ser quisquilloso, pero "google no encontro "incerteza"" ¿Quizas quiso decir "incertidumbre"?

Daniel Alarcón dijo...

Hola, Ander...

Cuando me has dicho lo de la incerteza he pensado que había hecho un calco gramatical del catalán, pero el caso es que googleándola de verdad salen 1.180.000 resultados, así que supongo que es una palabra aceptada por la RAE además del título del segundo álbum de Skizoo...

Encantado de verte por aquí de nuevo!

Ander dijo...

Cierto, la RAE lo acepta (http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=incertidumbre) Pero tambien dice que es "poco usado"

teroapex dijo...

Thanks for your share! very impressive!

cialis

wafeperu dijo...

I’ve been into blogging for quite some time and this is definitely a great post.Cheers!

generic paxil